Aprendiendo a emprender y financiar tu negocio

Aprendiendo a emprender y financiar tu negocio | Emprendedor.Digital
Aprendiendo a emprender y financiar tu negocio | Emprendedor.Digital

“¿Cómo puedo emprender un negocio?”, “¿cómo puedo crear una idea de negocio?”, “¿quién me puede ayudar en mi proyecto?”, ¿dónde encuentro financiamiento para mi idea?”, ¿cómo consigo recursos para iniciar una empresa?”, “¿quién me puede apoyar en una comunidad  como la mía?”, “¿a quién puedo acudir para que me compre mi producto?”.

Estas son algunas de las preguntas que suelen ser frecuentes en aquellas personas que tiene la inquietud de comenzar un negocio y adentrarse en el mundo del emprendimiento y que, sin embargo no están seguros de qué hacer o de cuáles son los pasos a seguir para emprender y volver tangibles sus ideas.

Estos son algunos de los consejos que el experto en periodismo Jesús Eduardo López Loyola ofrece a aquellos que se encuentran indecisos sobre su comienzo en los negocios o bien que aquellos que les gustaría emprender pero no saben qué o cómo hacerlo.

Él quien alguna vez trabaja para Universo PyME, sugiere lo siguiente:

1. Ideas de negocios 

Lo más difícil para muchos es generar la idea de un negocio,  es por eso que a continuación te mostramos una lista de tips que te pueden servir para inspirarte; y no olvides que mientras más gusto y pasión poseas por un negocio tus probabilidades de éxito serán aún mayores.

Tips:

  • Busca algo que te apasione. Busca entre todo eso que te gusta y de lo cual eres aficionado(a) e identifica áreas de oportunidad.
  • “Trata de resolver de una manera ingeniosa un problema que tengas o alguna situación que te moleste. Tal vez ahí esté la idea que necesitas para hacer negocio”.
  • “Si vives en una zona marginada ¡atención! estás sobre una beta enorme de ideas de empresas sociales. Las soluciones a los problemas más apremiantes de una comunidad han dado origen a muchas empresas que han beneficiado a miles de personas. Busca soluciones sustentables a esos problemas”.
  • Busca en ideas absurdas. “En todo el mundo hay ejemplos de ideas que en un principio parecían absurdas, sin futuro, sin la más mínima perspectiva de éxito; incluso, las tachaban de tontas, pero al ponerlas en marcha dejaron con la boca abierta a todos.”

Una vez que identificaste esa idea que buscabas y que te apasiona, el siguiente paso es plasmarla en un modelo de negocios que la haga sustentable y replicable.

2. Incubadoras y aceleradoras para tu negocio

Un elemento que puede ser muy útil es asistir a incubadoras de negocios, las cuales las puedes encontrar en universidades (públicas y privadas), en el sector privado, algunos ejemplos son la Secretaría de Economía o en el Instituto Nacional del Emprendedor.

Para ello habrás de buscar la incubadora más adecuada para el tipo de empresa que piensas echar a andar. Puedes investigar en la Red de Incubadoras del Instituto Nacional del Emprendedor, todas están certificadas por dicho organismo, y también en el Sistema Nacional de Incubación de Empresas.

“Recuerda que hay incubadoras especializadas en empresas de tecnología, en empresas sociales, en empresas tradicionales, etc., sólo trata de ubicar la más apta para impulsar tu idea de negocio”.

Ten en cuenta que las incubadoras sólo te servirán para desarrollar tu idea con el objetivo de que la puedas poner en marcha de una forma estructurada. Así podrás tener bien organizado tu proyecto productivo por si pretendes buscar financiamiento de algún tipo.

Sin embargo, si ya tienes una empresa o negocio funcionando, pero lo quieres acelerar, entonces debes acudir a una aceleradora. Las aceleradoras te acercarán a especialistas, tutores, inversionistas, fuentes de financiamiento y todo lo necesario para acelerar tu negocio.

3. Financiamientos e inversiones

Algunas empresas encuentran financiamiento durante el proceso de incubación y aceleración, mientras que otras tienen que buscar recursos con inversionistas o directamente con los bancos. En este ultimo caso hoy en día los bancos cuentan con opciones muy accesibles de créditos PyMES, respaldadas por Nacional Financiera.

Otra buena opción de financiamiento suelen ser las páginas de crowdfunding o fondeo colectivo. Se trata de una modalidad de financiamiento que ha tomado fuerza desde hace unos años en el mundo y, en México ya existen muchas opciones.

Asimismo, existen plataformas especializadas para cada tipo de proyecto y con diversas estrategias de funcionamiento. Algunas buscan donaciones, otras se centran en inversionistas y algunas operan con préstamos de personas a persona. Algunos ejemplos son: Crowdfunder, Fondeadora, Goteo, Prestadero, Ideame y Vakita Capital”.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Tu nombre