Con todos los detalles en los que las empresas se deben preocupar (comercialización, presupuestos, seguimiento de los clientes potenciales…) dar con un eslogan es, a menudo, una idea que se deja para el último momento. Esto puede ser desastroso, ya que un buen eslogan tiene un gran impacto en tu empresa.

Piensa en las marcas más recordadas por los clientes: McDonald’s “Me encanta”, Nike “Just do it.”… todos son enormes eslóganes de éxito que han resistido el paso del tiempo. Un buen eslogan crea un impacto duradero y positivo en los clientes; esto es también, cómo se sienten acerca de tu negocio. Aquí están los 5 consejos para encontrar un gran eslogan para tu empresa:

1. Omite los clichés

Los eslóganes que anuncian “la mejor pizza del mundo” y “trabajando desde 1982” pueden ser eficaces si tu empresa pertenece al pasado. Sin embargo, esos eslóganes son tan comunes y exagerados que es mejor que las empresas modernas eviten este tipo de clichés al máximo. Algo más original, que resalte claramente lo que hace tu empresa, sería mejor y más eficaz. A veces puede llegar a ser un reto evitar este tipo de eslóganes que ya están, pero sin duda es mejor.

2. Hazlo breve

Un eslogan largo es aburrido. Algo así como “Creando impacto positivo y duradero para el medio ambiente y su mejor futuro”, simplemente no va a pegar. Los mejores eslóganes son cortos y simples. No hay explicaciones de más y llegan al punto de manera inmediata. Cuando se hacen lluvias de ideas para obtener un eslogan, es tentador adaptarse a todas las propuestas de valor a la vez. Si bien es una buena idea para destacar lo que hace a tu empresa única, un eslogan no debe entrar en mayor detalle.

Ten como foco del eslogan un aspecto importante de tu empresa. De lo contrario, será demasiado largo para que cualquiera pueda recordarlo. Idealmente, será tan corto como inteligente. Algunos ejemplos son:

  • Liverpool, “Es parte de mi vida“. Cualquier producto que puedan vender en esta tienda departamental, puede tener un hueco en tu casa.
  • L’Oréal, “Porque yo lo valgo“. Usar los productos cosméticos y de belleza de esta marca, hacen que te veas bien.
  • Bonafont, “El agua ligera“. Para evocar en tu mente salud y bienestar físico.
  • Suavitel, “Suave como el amor de mamá“. El mismo olor de tu ropa de cuando eras niño/a, también lo tienes en tu casa de adulto.

3. Toma el tiempo necesario

Los plazos son importantes, pero las decisiones de marca como un eslogan no deben ser apresuradas en absoluto. Si usas un eslogan a medias, primero yendo hacia atrás y después hacia delante, puedes hacer que los clientes se confundan. En el peor de los casos, que tu empresa se vea poco profesional.

No seas demasiado agresivo/a para lograr que tu eslogan llegue a la puerta y al ojo del público. Esta es una decisión que tendrás que considerar cuidadosamente con el fin de hacer llegar el mejor eslogan posible.