Con estas empresas ‘pedirle prestado al banco’ puede hacerse cosa del pasado

  3 min.
145
Con estas empresas 'pedirle prestado al banco' puede hacerse cosa del pasado | Emprendedor.Digital

No importa a quién le preguntes, siempre tendrá una queja respecto a los bancos. Usualmente las personas que quieren invertir encontrarán bajos rendimientos en instrumentos bancarios y quienes buscan un préstamo pagarán un costo elevado.

Por ello surgieron los préstamos entre personas o ‘peer to peer lending’ (P2P), una tendencia que ha cobrado fuerza en los últimos años de la mano del desarrollo de plataformas tecnológicas, que facilitan el enlace entre quienes buscan un préstamo y quienes desean invertir sin bancos de por medio.

Al quitar toda la infraestructura y burocracia sobre las que están sustentados los bancos, es posible acceder a créditos más baratos y mejores rendimientos.

Esta es la propuesta de firmas como Lending Club, empresa estadounidense que hasta diciembre de 2015 logró fondear más de 15,900 millones en créditos bajo la modalidad P2P.

Esta firma es quizás la más importante de la categoría, pero en México existen firmas como Prestadero y Kubo.Financiero. La primera ha fondeado 85.5 millones en préstamos y la segunda 83 millones.

Ambas empresas se han inclinado por dotar a sus proyectos de un factor social en el que los inversionistas tienen la opción de conocer para qué quieren el dinero los solicitantes de crédito y así elegir los proyectos que más los atraigan.

Prestadero funciona como un marketplace que cobra una comisión por la tecnología proporcionada para enlazar al inversionista con el solicitante de crédito y por evaluar los perfiles de quienes quieren un préstamo.

Para reducir el riesgo de impago, las empresas tienen que ser muy cuidadosas con los perfiles que aceptan y para reducir el riesgo de pérdidas para los inversionistas, se les recomienda invertir en varios proyectos y así diversificar.

Yo he recibido un rendimiento de hasta 20% y mi estrategia ha sido invertir en 300 personas. Esto me permite contener el riesgo si es que alguien no paga, de hecho, en mi caso tengo una cartera vencida de 1.5 por ciento”

asegura Aurelio Escorza, un inversionista que ha utilizado la plataforma de Prestadero.

Este año, la empresa dirigida por el emprendedor Gerardo Obregón prevé alcanzar los 100 millones de pesos en créditos y pagar más de 15 millones de pesos en intereses a prestamistas.

Llega a México otro jugador: Afluenta

Otro de los beneficios que ofrecen estas empresas es la rapidez con la que responden a una solicitud de crédito, que puede ser cuestión de 15 segundos en el caso de Afluenta, una plataforma argentina que prevé iniciar operaciones en México en el próximo trimestre del año.

Somos una red de finanzas colaborativas que elimina la burocracia del sistema financiero tradicional”, resalta Alejandro Cosentino, CEO de Afluenta.

El emprendedor asegura contar con la mejor plataforma tecnológica de la región y un modelo diferenciador que es el mercado secundario de préstamos. Éste permite que los acreedores vendan préstamos a otros inversionistas y así  contar con liquidez inmediata.

Alejandro Cosentino, CEO de Afluenta. Foto: Cortesía

La empresa recibió recientemente una inversión de ocho millones de dólares por parte de la Corporación Financiera Internacional (IFC), brazo del Banco Mundial y Elevar Equity. Con dicha inyección de recursos, la firma expandirá sus operaciones a México, Colombia y Brasil.

Para mi llegar al mercado mexicano es un sueño, es una gran plataforma para el negocio y a todos aquellos que desconfían de nuestra tecnología les diría que prueben con poco (…) confiamos en que de alguna forma vamos a colaborar a que la banca mejore en la misma manera en la que Uber ha contribuido a mejorar el transporte”, destaca Cosentino.