El emprendedor siempre está en la búsqueda de posicionar su negocio o servicio y hacerlo crecer, pero sin duda alguna para lograrlo, aquello que ofreces y la manera en que lo haces tiene que proyectar de forma positiva a tu empresa para conquistar al mercado.

En ocasiones, no se suele vincular a las pequeñas empresas con la idea de que éstas puedan ser una marca global. Sin embargo, el caso de esta empresa es un ejemplo de como a pesar de ser una PyME puedes conquistar el mundo, que tu negocio tenga un alcance global y alcanzar la vanguardia tecnológica.

Descubre cómo esta empresa de 10 empleados conquistó el mundo | Emprendedor.Digital
Descubre cómo esta empresa de 10 empleados conquistó el mundo | Emprendedor.Digital

Si bien se trata de una marca que avanza en México, en el otro lado del Pacífico es un auténtico gigante, que domina 18% del mercado de televisiones chino y le ha declarado la guerra a gigantes como Samsung y LG, incorporándose a la vanguardia global en materia tecnológica, fabricando todo tipo de enseres domésticos y a su vez, ha incursionado con fuerza en el terreno de la movilidad y el tráfico inteligente en diversas ciudades.

Se trata de Hisense, una empresa que arrancó operaciones en Qingdao en 1969 como una humilde fábrica de radios con 10 empleados y que una década después comenzaría a fabricar televisiones.

Esta empresa ya producía unos 100,000 televisores al año para 1984. Manifestando su énfasis en la investigación y desarrollo desde aquellos años. Y, a diferencia de las maquilas mexicanas, esta empresa siguió la ruta de desarrollar su propia tecnología.

“Si estás medio año detrás de los demás puede ser un desastre”

(vicepresidente ejecutivo de Hisense Group)

Hisense se lanzó a bolsa en 1997 y, al año siguiente, desarrollaría la primera pantalla plana. Actualmente, la empresa es un gigante global, con casi 70,000 empleados, 13 plantas y ventas en 130 países. Es el tercer fabricante de pantallas del mundo y produce 10 millones de televisiones al año, pero también teléfonos celulares, refrigeradores, lavadoras y equipos de aire acondicionado.

El vicepresidente ejecutivo tiene claro el panorama para las empresas y comenta,

“Tenemos que volvernos globales o tendremos dificultades para sobrevivir en el largo plazo”.

Tras la compra de la planta de Sharp en 2015, México es uno de los países en donde basa su producción fuera de China, junto con Sudáfrica, Argelia y Egipto. Sus ventas superan los 17,000 millones de dólares anuales y es una de las 10 mejores marcas chinas, de acuerdo con Millward Brown.

Proyectos a futuro

El otro negocio de Hisense, el de los aparatos domésticos, no tiene un avance tecnológico tan veloz, pero la empresa está buscando conectarlos, ¡y quiere hacerlo para ayer!

Y si bien la marca Hisense es número uno en Sudáfrica, segunda en Australia, además de tener presencia en Oriente Medio y en África, hoy sus energías se enfocan  en Estados Unidos y en Europa.

Cuando se es una marca dominante en China, cambiar la mentalidad para asumir la globalidad es difícil, señala Lin. Situación similar que suele suceder en nuestro continente.

Sin embargo, es algo que la firma asiática, fundada hace 48 años, parece haber logrado. Investigación, tecnología, patentes propias, incursión en el mundo. Es una interesante receta que de permearse y ser aprovechada en las empresas mexicanas y latinoamericanas las llevará a nuevos niveles de éxito.

También puedes ver INCmty, ¡ El festival del emprendimiento !