Tienes una idea brillante. Estás más que dispuesto/a a dejar tu trabajo de tiempo completo y la tranquilidad de tener nómina para empezar a trabajar para ti. Tienes el deseo de hacer que funcione. Sin embargo, hay un gran problema que está bloqueando tus deseos… no tienes fondos para llevarlo a cabo.

No poseer un capital podría sonar como un impedimento importante; de hecho, es la razón más común que obliga a la mayoría de los aspirantes a terminar con su idea. Sin embargo, no debería ser el caso. Todavía puedes perseguir eso que tanto quieres que ocurra incluso con (casi) nada de dinero. Mientras estés seguro con tu modelo de negocio, podrás encontrar un camino alternativo.

¿Por qué un negocio necesita dinero?

Primero hablemos acerca de por qué se necesita dinero para empezar un negocio. Aunque pueda parecer intuitivo, en primer lugar, no existe una cuota fija para la creación de empresas. Cada negocio requiere una cantidad diferente de capital. Por lo tanto, tienes que averiguar cuánto necesitas antes de buscar formas alternativas para financiar tu nuevo negocio.

También es necesario que tomes en consideración lo siguiente:

  • Permisos y licencias. Dependiendo de dónde te encuentres, puede que tengas que procesar algunos papeles y registros para comenzar con tus operaciones.
  • Suministros. ¿Necesitas materias primas? ¿Equipos u otros dispositivos? ¿Algún software o maquinaria específica?
  • Espacio de oficina. Tener un espacio comercial puede ser muy costoso. Esto también incluye servicios públicos y costos de comunicaciones como telefonía e Internet.
  • Asociaciones y suscripciones. ¿Necesitas suscribirte a alguna publicación o afiliarte a alguna institución?
  • Gastos operacionales. Debes pensar en todo el quid de la cuestión en cuanto a los gastos necesarios para tu negocio; incluido el presupuesto de mercadotecnia.
  • Costos legales. ¿Requieres la consulta de un abogado para desarrollar tu negocio?
  • Contratistas y personal. No se puede operar un negocio solo por ti mismo; no por mucho tiempo. Necesitas tener empleados y contratistas para que todo funcione.

Con el fin de establecer un negocio con el mínimo coste, tienes que considerar:

Reducir tus necesidades

Tú estás bajo el control de tu modelo de negocio. Tienes que encontrar una manera eficiente de minimizar tus necesidades en él. En un primer momento, puedes pasar tiempo trabajando en las tareas de baja presión para conseguir algunas ventas y, posteriormente, puedes empezar a contratar más gente una vez ampliada la base de clientes leales. En lugar de alquilar un espacio comercial, empieza a trabajar desde casa. Encuentra los proveedores más baratos o deshazte de las líneas de productos que son demasiado costosas de producir (por ahora). Si tu lugar es en línea, tus costos de operación también pueden ser mucho más baratos.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.