Emprender entre amigos los puede convertir en enemigos

Emprender entre amigos los puede convertir en enemigos | Emprendedor.Digital
Emprender entre amigos los puede convertir en enemigos | Emprendedor.Digital

Cuando tenemos un sueño en mente, una idea de emprendimiento, un proyecto apasionante, resulta por demás común, el querer realizar este proyecto con personas que compartan este mismo sueño, y con las cuales tenemos ya una relación que genera confianza, empatía y una buena comunicación. Motivo por el cual en el mundo de los emprendedores con frecuencia encontramos “Emprendedores amigos”, amigos que deciden llevar su amistad a otro nivel e iniciar juntos en el mundo del emprendimiento, pero la mala noticia es que no todas estas historias tienen un final feliz.

A continuación, me trataré de enfocar en los que en mi experiencia son los puntos a tomar en cuenta cuando emprendemos entre amigos:

  • Entorno Legal: En este punto es muy importante armar una estructura legal sólida de inicio, hacer en materia de derecho corporativo sociedades a la medida, considerando las particularidades de la sociedad y su operación y complementando este documento con todos y cada uno de los acuerdos entre socios. Los puntos más relevantes en este rubro son temas de tenencia accionaria y las transacciones permitidas con las mismas, forma de administración de la sociedad, toma de acuerdos, poderes y responsabilidades en su disolución.
  • Rol en la empresa y remuneración: Un problema frecuente es el no saber que rol se juega en la empresa y que remuneración les corresponde, se tiene que entender que una cosa es utilidades y otra es sueldo por la realización de un trabajo. Para esto se tienen que fijar sueldos para cada uno de los que operan puestos en la organización y respetarlos independientemente de que alguno de los operadores sea socio también. De igual forma, se tiene que definir en qué porcentajes se hará el reparto de utilidades una vez cerrado el ejercicio, a lo cual se tiene acceso por el simple hecho de poseer acciones, independiente a si se trabajó en la empresa o no.
  • Procesos claros: La definición de los procesos de negocio de una empresa es pieza fundamental para la operatividad de la misma. En cualquier organización es recomendable primero, identificar la totalidad de los procesos de negocio. Segundo, documentar cada proceso de negocio estableciendo el deber ser del mismo y los responsables de ejecutarlo. Tercero, perfil y descripción del puesto del responsable del proceso y por último, los indicadores de gestión que permitan monitorear el correcto funcionamiento del proceso.
  • Dirección estratégica formal: Se debe tener de inicio un plan estratégico, en el cual se midan los objetivos claros de hacia dónde va la organización, evitando con esto conflictos por querer hacer cambios en la ruta del negocio sin un fundamento específico.
  • Mezcla de familiares: Si bien no estamos hablando de una empresa familiar como tal, se deben poner reglas de que pasaría en caso de que familiares de alguno de los socios decida participar en la empresa, estableciendo claramente las condiciones para su incorporación, remuneraciones, conflictos de interés y condiciones de salida.

Si bien existen un sinfín más de elementos a tomar en cuenta al momento de emprender entre amigos, el solucionar los antes mencionados te da una alta posibilidad de supervivencia de la empresa y lo más importante, la supervivencia del lazo de amistad.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.