Google y GoPro se unen para acercar la realidad virtual al mercado masivo

Google y GoPro se unen para acercar la realidad virtual al mercado masivo | Emprendedor.Digital
Google y GoPro se unen para acercar la realidad virtual al mercado masivo | Emprendedor.Digital
Google se ha unido a GoPro para lanzar su primera gran incursión en la realidad virtual, con la esperanza de convertir la tecnología en un producto del mercado masivo.

Jump, un proyecto de “vídeo esférico”, fue revelado el jueves en la conferencia de desarrolladores de Google, I/O, en San Francisco y supone el primer paso en lo que la compañía promete que se convertirá en una inversión prolongada en un sector que los analistas prevén que podría ser en el próximo campo de batalla para los grandes grupos de Internet.

Una vez que se suba el metraje a la nube, Google utilizará sus algoritmos para fusionar sonido e imágenes en películas en 3D de 360 grados.

Esto permitirá a la compañía ofrecer los vídeos a usuarios de su visor Cardboard, unos cascos de bajo coste que lanzó en enero. Cualquier Smartphone reciente puede insertarse en el equipo y emplearse como pantalla.

Google Jump | Emprendedor.Digital
Google Jump

Al permitir a la gente crear vídeos de 360 grados con más facilidad, Google espera abrir una puerta a la RV al mercado masivo en un momento en el que los esfuerzos de rivales como Facebook, con Oculus, y Sony se orientan hacia jugadores e innovadores.

Los analistas señalan que junto a su prima hermana, la realidad aumentada, la RV tiene el potencial de ir más allá de los juegos y el entretenimiento para incluir la comunicación y el comercio.

Cardboard, que cuesta unos 25 dólares, ofrece una experiencia de RV instantánea, aunque con aplicaciones más limitadas y gráficos de peor calidad que el Rift de Oculus o el Proyecto Morfeo de Sony.

Google y sus socios han vendido más de cinco millones de Cardboard desde que desveló el casco como un proyecto secundario en la I/O del año pasado. Hay casi 1.000 aplicaciones compatibles en Google Play.

La sólida acogida llevó a la compañía a convertir Cardboard en un proyecto a tiempo completo, según Clay Bavor, el vicepresidente de producto de Google que supervisa las iniciativas de la compañía en RV, así como otras aplicaciones como Gmail y Drive, el servicio en la nube de la compañía.

Google lanzó una nueva versión de Cardboard que soportará teléfonos con pantallas más grandes.

[wp_ad_camp_1]

La compañía también ha desarrollado una versión de la app Cardboard para iOS de Apple, permitiendo así a los creadores de aplicaciones de realidad virtual usar las mismas herramientas para dispositivos iPhone y Android. Con ello apuesta por un terreno que la propia Apple aún tiene que ocupar.

Tras la compra el año pasado de Oculus por parte de Facebook por 2.000 millones de dólares, las grandes tecnológicas han luchado para posicionarse en el mercado emergente de la RV.

Oculus siguió con su apuesta esta semana con la adquisición de Surreal Vision, una start-up británica a la que describió como “uno de los principales equipos del mundo centrados en la reconstrucción de escenas en 3D en tiempo real”.

Algunas compañías han desarrollado dispositivos de realidad aumentada. Microsoft lanzó Hololens en enero, y Magic Leap, respaldada por Google, planea sacar una versión inicial de su casco de realidad virtual este año.

Microsoft Hololens | Emprendedor.Digital
Microsoft Hololens

Sin embargo, Google, Facebook, Samsung y otras firmas afrontan un problema fundamental: convencer a desarrolladores y realizadores de que creen productos de RV cuando sólo un número relativamente pequeño de personas pueden experimentarla.

Oculus anunció esta semana que el precio combinado de su primer casco y de un PC para alimentarlo ronda los 1.500 millones de dólares.

Es una cifra más alta de lo que muchos en la comunidad de desarrolladores de la RV habían esperado y podría limitar las ventas iniciales a los jugadores asiduos.

Google y GoPro esperan que Jump solucione este problema dando más facilidades a un número más amplio de productores de vídeo para realizar videoclips en 3D.

La cámara y las herramientas de procesamiento en la nube que la acompañan estarán disponibles para algunos creadores de YouTube y otros realizadores profesionales en julio, y se espera una distribución más generalizada para este año o principios de 2016.

Es probable que la compañía cueste varios miles de dólares, aunque no se ha fijado un precio para GoPro.

GoPro adquirió recientemente Kolor, una startup francesa centrada en el software de vídeo esférico.

Aparte de los clientes profesionales que espera que compren su plataforma Jump, GoPro está desarrollando un equipo con seis cámaras más asequible para los consumidores, que podría salir a la venta este año.

Sin embargo, pese a las grandes promesas de Google, la compañía no prevé que el sector resulte rentable en el corto plazo.

Bavor señaló que quiere centrarse primero en la “calidad de la experiencia” y más tarde determinar cómo extraer beneficios de ella. “Jump y Cardboard son la punta del iceberg”, aseguró.