Tener la actitud adecuada es sumamente importante pues, como emprendedor requerirás de varias cualidades para animarte a iniciar tu propio negocio, emplear buenos hábitos para continuar y crecer pero sobre todo, en los momentos difíciles, poseer una buena actitud y los hábitos correctos son los que diferencian a un emprendedor exitoso del resto.

Por lo general, todos sabemos lo que deseamos TENER; pero en ocasiones desconocemos lo que hay que HACER para lograrlo. Sin embargo, la clave está en enfocarnos un paso atrás, en el SER.

Primero ERES, después lo HACES y luego lo TIENES.

La clave está en el SER y específicamente en tu conjunto de hábitos.

Personalidad = Temperamento + Carácter

En cuanto al temperamento, es una cuestión genética.

Por el contrario, el carácter es algo que sí se puede cambiar completamente, ya que está compuesto por tus hábitos y acciones diarias.

Dichas acciones surgen  de lo que hablas; y tus palabras, de lo que piensas. Por esto es importante que pongas atención a lo que piensas.

Necesitas el conjunto de hábitos adecuados para ti. 

No se generan hábitos por hacerlos; debes adecuarlos a tu objetivo.

Podemos verlo como una app:

Imagina que entras a una tienda de aplicaciones y compras una al azar. Al utilizarla te das cuenta de que es una aplicación sobre cómo pintar tu casa. Si nunca la vas a pintar ¿para qué quieres la aplicación?

Primero debes saber que quieres, luego qué app necesitas para entonces utilizarla.

A continuación te mostramos cual es la fórmula para crear hábitos necesarios, con el fin de que te conviertas en la persona que quieres y obtener lo que deseas.

1. ¿Cuál es tu propósito de vida?

Este es el inicio, dedícale el tiempo que sea necesario, durante 20 minutos al día por 15 días seguidos, reflexiona:

  • ¿En quién quiero convertirme?
  • ¿Cuáles son mis talentos? ¿Qué hago muy bien?
  • ¿Y si se que no puedo fallar?
  • ¿En quién me convertiría tuviera todo el dinero del mundo?
  • ¿Cómo me visualizo al final del año?

Estas preguntas te ayudarán a ampliar tu mente, haciendo haciendo a un lado a los obstáculos y límites mentales que tengas.

Una vez que tengas bien definido tu propósito de vida y en quien debes convertirte para lograrlo, continúa con el siguiente paso.

2. Visualiza la imagen de la persona en quien quieres convertirte

Debes visualizar el momento en el que estás triunfando, en la cúspide, cuando has alcanzado el éxito.

Así como debes tener tan clara y presente esta imagen también tu nombre. Repítela una y otra vez  hasta que la tengas totalmente clara. Avanza en línea recta hacia ella.

3. Detecta cuales son los hábitos que tiene esa persona

El carácter está compuesto por el conjunto de hábitos y un hábito se forma al repetir diariamente una acción.

Por ejemplo, si en la imagen que tienes en tu mente apareces sonriendo mientras le das la mano a tu nuevo gran cliente, pero en el presente no sueles sonreír mucho, puedes practicar sonreír todos los días hasta convertirlo en un hábito y de ahí en parte de tu carácter.

Lo mismo  si detectas que debes formar otros hábitos tales como leer, de hacer ejercicio,  dormir temprano, ser mas ordenado, hablar en público, etc.

Las 25 soluciones de empresarios exitosos contra el estrés

4. Hazte las cosas más fáciles

Anota en una agenda el hábito que estás formando y colócala en algún lugar que veas por las noches (como en la tu mesita de tu cama, o en tu escritorio) para que así palomees en caso de que lo cumplas ese día.

También puedes poner un recordatorio en tu teléfono para que hagas lo que te prometiste a ti mismo mismo y así formes tu hábito.

5. Detecta qué te ayuda a formar un hábito

Graba un vídeo de ti mismo de 3 minuto todos los días en donde comentes lo que te ayudó a realizar la acción que compone al hábito que buscas adquirir. Descubre los patrones que pueden servirte para repetirlo y así formar tu hábito.

Artículo interesante: Los siete demonios del emprendimiento en México

6. Celebra tu nuevo hábito 

Cuando hayas realizado la acción, celébralo emocionalmente: levanta tus brazos, aplaude, baila. La clave está en que te provoque emoción. Con esto impactarás a tu subconsciente, lo que te ayudará a seguir haciendo lo necesario para obtener más logros.

5 hábitos que debes adoptar

7. Sé flexible contigo mismo

Haz el compromiso de realizar tu hábito todos los días. Si por alguna razón no pudiste hacerlo, no hay de que preocuparse. Se flexible, levántate y sigue creciendo. Retoma tu camino y continúa con la acción que compone tu hábito.

Recuerda que para obtener lo que quieres, primero tienes que SER una persona diferente que HAGA lo necesario para TENER lo que quieres. Y que el secreto para cambiar tu persona está en la creación de hábitos alineados a eso que quieres TENER.