Las fuentes tipográficas y los colores determinan mucho tu imagen de marca, es decir, cómo te perciben tus consumidores

 

Llegó el momento de crear tu imagen de marca; ¿Estás listo?. Son varios elementos los que deberías considerar para alcanzar el éxito deseado entre tus consumidores y que así pasen de clientes potenciales a clientes leales.

Algunos de esos elementos a considerar destacarían el color y la tipografía. Si estás creando y/o desarrollando tu propio branding y tienes que elegir colores y tipografía que reflejen la personalidad de tu marca, a continuación te mostramos algunas sugerencias que pueden ser clave para conseguir una buena imagen de marca con los colores y la tipografía adecuados. Pero antes, ¿Cómo escoger el eslogan perfecto para tu empresa?

Al hablar de colores, hablamos de diferentes reacciones en los consumidores. Por ejemplo, debes saber que normalmente a los hombres no les gustan los colores marrón, naranja o morado o bien que a las mujeres no les gusta ni el marrón, ni el naranja ni el gris. Teniendo en cuenta estas características, el tipo de producto que venderás y la audiencia a la que te dirigirás, deberías considerar cuáles son los colores que deberías utilizar para tu imagen de marca.

Al momento que hayas determinado cuáles serán los colores que caracterizarán la imagen de tu marca, deberás asegurarte de usarlos todo el tiempo en todas tus comunicaciones y en tus materiales digitales e impresos, con el objetivo de ir logrando una identificación en el mercado, buscando que esta quede bien guardada en la retina del consumidor.

Por otra parte se encuentra la tipografía. El pasado se caracterizó por que todas las fuentes eran serif ya que son más fáciles de leer. Además de ser del tipo de letras que transmiten experiencia y profesionalidad, mientras que la sans serif son una tipografía que transmiten más dinamismo y frescura. Teniendo en cuenta esto. Existe la posibilidad de combinar ambos tipos de fuentes, asegurándote siempre de que el resultado tenga sentido.

Toma muy en cuenta que al momento de elegir la tipografía, lo primero que tienes que elegir es el tipo de letras para tu logotipo. Luego, decide por las letras que utilizarás para los títulos y subtítulos y finalmente define la tipografía que quieres utilizar en el cuerpo del texto.

Una buena selección y combinación entre el color y la tipografía que selecciones serán factores clave en la percepción de tus clientes con respecto a tu marca, por lo que hacer un uso adecuado de estos elementos le abonará bastante a ésta y a su vez, contribuirán a que tu marca pueda ser más fácilmente recordada.