Hoy en día, para lograr alcanzar la cima del éxito ya no basta únicamente con un producto innovador. En la actualidad se necesita que la innovación también genere un modelo de negocio totalmente creativo y novedoso que conecte con tus clientes.

En los rankings de carácter mundial de los últimos años las empresas catalogadas como las más innovadoras se repiten una y otra vez: Apple, Google, Amazon, Nike… puesto que se trata de empresas que han nacido de una idea innovadora y han seguido aplicando la innovación a sus productos.

Pero en la actualidad están empezando a destacar nuevas empresas que se están haciendo un hueco en el mundo de la innovación, que no sólo fabrican productos innovadores, sino que también están creando un modelo de negocio totalmente nuevo. Las startups innovadoras están creciendo tan rápido que quizá en pocos años podrían ser ellas las líderes de las listas de innovación.

Un modelo de negocio diferente

No siempre se trata de fabricar productos nuevos. Se trata de vender lo mismo de una forma diferente creando un nuevo concepto.

 

Innovar es tomar decisiones diferentes a las que ha tomado la competencia

 

Un ejemplo es la empresa de seguros NTUC Income, que ha ganado el premio a la innovación Singapore Business Awards. Empresa la cual en lugar de buscar la rentabilidad de sus seguros, da prioridad a la satisfacción del cliente. Así ha creado el concepto de “seguros honestos”.

Importancia del desarrollo de un concepto innovador

Crear un concepto que implique la generación de una experiencia diferente para el usuario y que le haga sentir a este que como empresa escuchas sus necesidades y deseos es muy importante, pues esto te permitirá diferenciarte de la competencia y a su vez ir generando fidelidad con tus clientes.

Continuando con el mismo ejemplo, el tipo de seguros creados por Income entiende sus servicios desde el punto de vista del cliente y esto le ha valido para crecer un 20% cada año, facturando hasta 3.700 millones de dólares.

Esta empresa a comenzado a ganarse un nicho en el mercado debido a que en ciertas circunstancias su seguro indemniza al cliente en situaciones en las que un seguro “convencional” no lo haría. Por ejemplo si pierdes un vuelo de conexión debido a un retraso en tu vuelo.

Sin embargo, no es suficiente con crear un concepto nuevo, también el modelo empresarial tiene que ser diferente, pues esto te ayudará a evitar que otras empresas lo copien.

Por ejemplo, al ver el éxito de estos seguros, otras empresas pueden intentar copiar su funcionamiento. Pero el modelo de negocio de la competencia de esta agencia posee estructuras rígidas que no se lo permite ya que, esto implicaría trabajar en contra de sus objetivos que se han fijado como empresa, poseen un sistema que a pocos les interesa cambiar y en caso de hacerlo se arriesgarían a perder inversionistas puesto que la rentabilidad bajaría muchísimo, en cambio los accionistas de Income han invertido desde el principio en beneficios menores, pero a largo plazo.

De esta forma podemos ver cual es la diferencia entre simplemente crear un producto nuevo y un modelo de negocio nuevo cuya diferenciación permita crecer tu empresa.

Cómo se ha expuesto a través del ejemplo de los seguros, si generas un modelo de negocio distinto a lo convencional, podrás crecer con tu empresa en el mercado afianzando un lugar preferencial en los clientes potenciales, y aquellos negocios ya establecidos tendrán dificultad para imitarte debido a que en su mayoría poseen estructuras rígidas difíciles de cambiar.

Las empresas con estructuras nuevas están apareciendo y pueden dominar un mercado de empresas tradicionales, que no se adaptan bien al cambio. Y tu… ¿estás listo para generar un modelo de negocio innovador? y ¿Tienes la idea perfecta para un negocio? Evita esto