Los drones ya invaden las playas

  2 min.
424
Los drones ya invaden las playas | Emprendedor.Digital
Los drones ya invaden las playas | Emprendedor.Digital

Los puestos de vigilancia de las principales playas españolas cuentan con un innovador apoyo de rescate.  Y es que la agencia de planificación de campañas MEC junto a Vodafone ONE ha diseñado un proyecto que utiliza equipos de drones y pilotos socorristas para ayudar con las labores de salvamento en el mar.

  • Un drone tarda tres veces menos en llegar a un incidente que un socorrista
  • La iniciativa se mantendrá vigente hasta el 15 de septiembre

null

El proyecto se enmarca en el objetivo de la marca de poner la tecnología al servicio de las personas. En este caso en concreto, la tecnología puede incluso ayudar a salvar vidas.

Un socorrista tarda el triple del tiempo que un drone en alcanzar a un bañista en peligro. Ante el avistamiento de un posible percance, drone y socorrista se dirigen hacia el mar. Al llegar antes, el drone actúa primero lanzando al bañista un salvavidas, dando más margen al socorrista para poner en marcha las labores de salvamento.

Esta reducción de tiempo contribuye a las labores de rescate en ahogamientos, una de las principales preocupaciones en verano. Un dato que en España registra una media de 400 muertes al año.

En España mueren 400 personas al año por ahogamiento

Los pilotos socorristas Vodafone ONE han tenido que formarse según los cursos establecidos por AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) que incluyen tanto asignaturas teóricas como prácticas.

Para poder manejar este tipo de drones, los pilotos deben tener un alto conocimiento relativo a comunicaciones, navegación, meteorología, procedimiento operacional, derecho aéreo así como tener un control absoluto de los dispositivos.

Por tanto tienen que ser capaces de realizar despegues verticales, traslaciones laterales a gran velocidad, vuelos en ambos sentidos, espirales y otras series de maniobras que les permitirán llegar en el menor tiempo posible a su objetivo. Estos equipos trabajan en estrecha colaboración con los socorristas oficiales de las playas, que se benefician de la alta velocidad de los dispositivos para ofrecer una primera ayuda que refuerza el protocolo de rescate.

La acción ha arrancado hoy en cinco playas españolas, en modo piloto: en la playa de Cabopino (Marbella), Ribadesella (Asturias), Isla (Cantabria), Cartagena (Murcia) y Benalmádena (Málaga). El proyecto estará vigente hasta el 15 de septiembre.