Los enemigos de un emprendedor

  4 min.
826

Ser emprendedor trae consigo muchos beneficios tanto en el aspecto laboral como en el económico, pero en el proceso lo más probable es que en algún momento te enfrentes a ciertas dificultades, por ello es importante que puedas detectar cuales son los posibles obstáculos, o como los llamaremos aquí los enemigos con los que te puedes encontrar en el camino.

Actualmente nos podemos topar con cientos de artículos sobre las ventajas de ser emprendedor en internet. Muchos de ellos nos hacen creer que con solo acceder  a ellos estamos listos para convertirnos en empresarios.

Pero, algunos de ellos hablan de ciertos elementos  que destruyen tus ganas de ser emprendedor. Los llamaremos los enemigos del emprendedor.

De acuerdo con estadísticas del INEGI, una empresa en México tiene el 65% de probabilidad de sobrevivir el primer año; lo que se traduce en que hay una alta posibilidad de que fracasen. 7 de cada 10 empresas desaparecen en los primeros 5 años. La pregunta aquí es ¿por qué sucede esto?

 

1. Desacuerdos y confusiones

Si dentro del proyecto no hay un orden totalmente claro; quien participa en que, quien gana cuanto, cual es su papel a desarrollar, etc., los conflictos entre socios irán apareciendo.

Una decisión clave para el emprendedor es elegir sus socios; para la empresa las ganas de triunfar son muy importantes.

Cuantas empresas conocemos en las que a un socio solo le importa hacerla crecer.

Añadido a esto, el 65% de las Pymes (pequeñas y medianas empresas) en nuestro país son familiares. La cuestión aquí es que el emprendedor puede estar involucrado en problemas personales y familiares, lo que hará el proceso más difícil.

2. Deudas y problemas económicos

Gran parte de los proyectos económicos surgen de una idea, la cual necesita capital para su desarrollo, y con ello financiamiento.

Al no tener información sobre los préstamos bancarios el emprendedor se va por la opción que le parece mas simple. Esto a la larga traerá problemas económicos para la empresa y sus proyectos se verán afectados.

Han habido proyectos en los cuales el capital humano que se necesita es demasiado grande. Al traducirlo en números se dan cuenta de que las nóminas y los gastos son sumamente altos, lo cual los llevará a solicitar otro préstamo, afectando nuevamente a la economía de la empresa. Al respecto, el fundador de Amazon Jeff Bezos dice:

 

“Si en los inicios no puedes alimentar a tu equipo con 2 pizzas, es que es demasiado grande”.

La cuestión con los emprendedores que tienen proyectos muy ambiciosos es que genera préstamos enormes. Predecir qué sucederá con ellos es fácil; el proyecto ya no se podrá costear y terminará cerrando.

3. Falta de claridad

Cuántas veces no nos hemos topado con algún amigo o familiar que dicen que tal proyecto será un gran negocio, que los medios nos hablan sobre lo maravilloso que es un proyecto. Incluso algunos aseguran en ciertas inversiones el éxito inmediato.

Dice Charlie Munger de Berkshire Hathaway: “Nunca juegues a juegos que no entiendas, incluso si ves a mucha gente ganando dinero en ellos”.

Esta es la parte central de la empresa. Queremos empezar proyectos de los que no conocemos su funcionamiento, fortalezas, debilidades, su posible futuro; nos enfocamos en la imagen que proyectan los socios o dueños de ciertas empresas y que seremos iguales que ellos.

Si piensas empezar un negocio es importante saber cómo funciona.

Cuídate de aquellas personas que te cuentan sobre grandes éxitos y enormes ganancias; el ser emprendedor toma su tiempo y quizá al principio no obtendrás ganancia.

Haz un proyecto del que tengas vasto conocimiento, no importa que hayan muchos del mismo tipo, las posibilidades de triunfar en un lugar que conoces son más.

Problemas que enfrenta un emprendedor

4. Falta de conocimiento

Si no estamos bien preparados no podemos pensar en que nuestro proyecto triunfará.

La administración de un negocio o empresa es todo

El fundador de IKEA Ingvar Kamprad dice: “El veneno más peligroso para el emprendedor es el sentimiento de logro.

Si queremos avanzar entonces tenemos que pensar en qué hacer para hacerlo mejor el día de mañana. No hay por qué cerrarnos. Al contrario, abrirnos a alguna asesoría, admitir que no lo sabemos todo y escuchar los consejos de los demás nos puede traer beneficios.

El emprendedor debe ser como una esponja: capaz de absorber cualquier conocimiento que se le presente en su vida diaria, además de que lo asesoren.

El desconocer temas como los impuestos o el ambiente laboral pueden terminar con un proyecto.

Una manera de informarte o prepararte puede ser acudiendo a la secretaria de economía o a las dependencias de gobierno que te puedan asesorar acerca de los documentos que necesites para comenzar con tu proyecto o empresa

Por último, te dejamos esta frase de Richard Branson, fundador de Virgin:

“No se aprende a caminar siguiendo las reglas. Se aprende caminando y cayendo”.