El mundo ha cambiado y las redes sociales se han convertido en un gran patio de vecinos que, si se saben manejar, pueden ser la mejor herramienta de marketing de las start up. Eso sí, a pesar de su popularidad, fidelizar a tu público en ellas requiere constancia.

Publicitarse e incluso vender tus productos en plataformas como Facebook, que sus usuarios han identificado casi desde el principio como un lugar de recreo, es complicado pero no imposible. Para muestra el caso de Hawkers, una joven compañía española que vende gafas de sol, y que ha sabido convertir los likes típicos de la plataforma de Mark Zuckerberg en ventas. Con 300 euros en el bolsillo y muchas ganas probaron la publicidad de Facebook en la que nadie confiaba. Para Iñaki Soriano, Pablo Sánchez, Alejandro y David Moreno ésta era la plataforma perfecta. Y no se equivocaron. Hoy, dos años después de su lanzamiento, esta compañía afincada en Elche (España) ha vendido más de un millón y medio de gafas en más de 50 países. Su facturación, de 40 millones de euros, duplica las cifras de 2014 y su presencia en redes es total: “A día de hoy estamos en todas”, asegura David Moreno. El suyo es un caso de éxito en toda regla que, sin embargo, no es replicable porque cada empresa es un mundo, sobre todo en lo que a marketing en redes se refiere.

Antes de lanzarse a cualquier plataforma, hay que analizar el público de cada una y el impacto que buscas.

Publicitarse en plataformas como Twitter o Instagram no es disparar a discreción sin una estrategia definida. “Lo primero es saber qué target usa cada red social. Por ejemplo, Pinterest se dirige, principalmente, a un público femenino; mientras que Twitter es una plataforma de carácter más informativo y de business. Por esto, cuando creas contenido para cada red tienes que valorar quién hay detrás de cada una para adaptar el mensaje. Has de saber que cada audiencia es diferente y espera cosas distintas”, explica Andrea Lisbona, CEO y fundadora de Touchland, una empresa que comercializa dispensadores Kub que permiten mantener las manos limpias en cualquier lugar.

“Las redes son el lugar en el que la gente conecta con otras personas, no con marcas”, recuerda Franc Carreras, profesor del departamento de Dirección de Marketing de ESADE, quien recomienda asociarse con otras marcas o coninfluencers para hacerse un hueco.

‘INFLUENCERS’…

En esta estrategia de marketing son importantes los influencers, es decir, profesionales de gran notoriedad y reputación en las redes que pueden ayudar a viralizar los contenidos de una marca en estas plataformas. “Muchas veces no puedes crecer si no te conocen, y colaborar con perfiles influyentes ayuda a que el resto del mundo te reconozca”, apunta Lisbona. Su empresa, Touchland, colabora con muchas bloggers, deportistas y celebrities que se suman a su campaña social que destina el 5% de los beneficios de la start up a erradicar la mortalidad infantil en África. Y es que el precio en este aspecto es relativo. “En realidad es una combinación de lo que aportas tú como emprendedor o como marca al influyente y cuánto te aporta él a ti. En el fondo, estos influencers deben medir muy bien las veces que aparecen publicitando un producto para no perder credibilidad”, señala Carreras.

… Y VICEVERSA

Más sencillo es cuando un influencer emprende. Es el caso de El Tio del mazo, un marketplace de productos del mundo del ciclismo que comenzó como un blog entre amigos y aficionados a este deporte. Gonzalo Díaz, responsable de comunicación de esta start up, advierte, sin embargo, que llegar a tener un público fiel supone mucho tiempo y constancia. Su historia comenzó en 2010 y seis años después han creado una empresa. Ha sido más de un lustro escribiendo textos especializados, interactuando con sus usuarios y conociendo de primera mano los gustos y necesidades de este segmento. Ahora también están presentes en las principales redes y cuentan con unos 50.000 seguidores entre todas. “Es muy laborioso construir un perfil fuerte en las redes sociales, y como es algo que cambia cada día no hay una receta exacta del éxito. Lo más importante es ser perseverante y tú mismo. Al final, la constancia tiene sus frutos”. Se trata de responder a la gente que te dedica un minuto de su día a leerte y a comentar tus post, y de seguir a otros perfiles que te interesen.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.