Nociones básicas antes de pedir un crédito bancario

Nociones básicas antes de pedir un crédito bancario | Emprendedor.Digital
Nociones básicas antes de pedir un crédito bancario | Emprendedor.Digital

Los créditos bancarios son una de las fuentes de financiación más populares que existen, no solo por el hecho de que las ofrecen instituciones financieras tan presentes en nuestras vidas como la misma tortilla, sino también por la gran variedad de productos que conforman su anaquel.

Es importante saber que los trámites necesarios para obtener un crédito bancario son muy cuantiosos (a no ser que estés manejando una tarjeta de crédito personal y quieras aceptar el famoso “efectivo inmediato”, que como su palabra indica, es al momento) y que debes tener un conocimiento básico de lo que refleja tu reporte de crédito, donde se analiza en capacidad crediticia y el apoyo en tu toma de decisiones que puede darte la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

Reporte de crédito

En México, son dos las instituciones que se encargan de recopilar, analizar y distribuir nuestros historiales de crédito: Buró de Crédito y Círculo de Crédito. A nivel de información, son varias las diferencias que guardan ambas compañías, la más relevante es la denominación que cada una usa de los pagos atrasados en una determinada amortización. Sin embargo, para la gente mortal como nosotros, es algo indiferente, ya que cuando obtenemos nuestro Reporte de Buró Especial aparece una consolidación de los datos que concluye con una puntuación de nuestro comportamiento financiero.

¿Lo más relevante de este documento?

  • Antigüedad total del historial, medida por la diferencia de fechas entre la apertura del primer crédito y el día de hoy, así como de cada crédito.
  • Número de créditos, tipología, antigüedad y situación actual de cada uno.
  • Número de pagos atrasados o vencidos que hayas podido tener en cada uno.
  • Claves de prevención, aparecen cuando el titular haya estado relacionado con alguna empresa o persona que presentó problemas en el cumplimiento de sus compromisos crediticios. Por ejemplo, “80: cliente declarado en quiebra, suspensión de pagos o en concurso mercantil“.

Este reporte solo lo puede solicitar el titular de la información, por lo que si tu banco te lo requiere, no te asustes. Simplemente en él aparecen más detalles que a los que ellos pueden tener acceso, como por ejemplo, el nombre de la institución que te otorgó cada crédito; no es igual de relevante un impago en una tarjeta departamental (que posiblemente te activaron sin siquiera acordarte de que firmaste la solicitud) que uno en un préstamo hipotecario.

Ojo: si tu crédito fue reestructurado porque en algún momento tuviste problemas para hacerle frente, es posible que también aparezca en este documento.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Tu nombre