organización caritativa, mejor que caridad

Organización o institución caritativa, benéfica o humanitariay no caridad son expresiones adecuadas para referirse a una organización dedicada a actividades de ese tipo.

Empieza a ser habitual encontrar en los medios de comunicación frases como las siguientes: «Va a donar su premio a una caridad», «Trabaja como intérprete de árabe para una caridad alemana» o «Esta empresa no es una caridad».

Este uso de caridad es, en realidad, un calco de la expresión inglesa charity, que significa tanto ‘dinero, comida u otro tipo de ayuda que se ofrece a las personas’ como ‘organización oficial que ofrece dinero, comida o ayuda a personas necesitadas’, según el Diccionario de Cambridge.

En español, en cambio, caridad solo tiene, de acuerdo con el Diccionario académico, el primero de los sentidos: ‘actitud solidaria con el sufrimiento ajeno’ o ‘limosna que se da o auxilio que se presta a los necesitados’.

Por ello, se recomienda evitar el uso de caridad para referirse a una organización de ese tipo y emplear otros términos como asociación, institución u organización caritativa, humanitaria, ONG o institución benéfica o de beneficencia, según los casos.

Así pues, lo adecuado en los ejemplos anteriores habría sido escribir «Va a donar su premio a una organización caritativa», «Trabaja como intérprete de árabe para una ONG alemana» y «Esta empresa no es una institución benéfica».

Dejar comentario

Deja tu comentario
Tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.