óxidos de nitrógeno, mejor que NOx

La fórmula química NOx alude a los óxidos de nitrógeno y se recomienda leerla en los medios de comunicación con esta denominación extensa y no /nox/.

Este grupo de sustancias se citan a menudo en las noticias sobre medioambiente, en cuya escritura y lectura se vacila: «Los NOx pueden reaccionar con amoniaco», «Los óxidos de nitrógeno NOX son causa de enfermedades respiratorias» o «El escándalo de las emisiones de NOx en vehículos Volkswagen desata el caos en la bolsa de Fráncfort».

En los textos escritos, los compuestos químicos pueden representarse mediante su fórmula, que aquí es, en propiedad, NOx, a partir de los símbolos del nitrógeno y del oxígeno, y con la equis minúscula mejor como subíndice, que expresa que se abarcan los dos gases más importantes: el monóxido (NO) y el dióxido (NO2).

En los textos hablados, no obstante, lo recomendable es emplear el nombre, según las reglas de nomenclatura establecidas por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC, por sus siglas en inglés), que en este caso puede ser óxidos de nitrógeno. Aunque esta es la forma oral preferida, también podría deletrearse la fórmula como «ene o equis», mejor que leído como /nox/, pues no es ni una sigla ni una palabra.

Así, en el primero de los ejemplos anteriores podría haberse escrito «Los NOx pueden reaccionar con amoniaco», pero también, en particular si el texto está pensado para ser leído, «Los óxidos de nitrógeno pueden reaccionar con amoniaco». El segundo es incluso redundante, pues bastaría con decir «Los óxidos de nitrógeno son causa de enfermedades respiratorias».

Dejar comentario

Deja tu comentario
Tu nombre