peatona, femenino de peatón

  1
4

La forma peatona es el femenino adecuado de peatón, no la peatón.

En los medios de comunicación es frecuente encontrar frases como «Un turismo atropelló a la peatón, que resultó herida de carácter leve» o «Una peatón, embestida por un colectivo en el centro de la ciudad».

El Diccionario académico recoge desde 1970 las formas peatón y peatona para referirse a la persona que va a pie por una vía pública. También la Nueva gramática de la lengua española explica que los sustantivos agudos acabados en -n hacen el femenino en -a (ladrón/ladrona, peatón/peatona…).

Así pues, en los ejemplos anteriores, lo apropiado habría sido escribir «Un turismo atropelló a la peatona, que resultó herida de carácter leve» y «Una peatona, embestida por un colectivo en el centro de la ciudad».

En todo caso, el español ofrece muchas otras palabras con significados cercanos, como viandante, transeúnte, caminante, paseante…