Principales fuentes de financiación para emprendedores

  5 min.
573
Principales fuentes de financiación para emprendedores | Emprendedor.Digital
Principales fuentes de financiación para emprendedores | Emprendedor.Digital

La financiación es esencial no solo cuando un negocio está naciendo; incluso cuando alcanza su periodo de desarrollo se hace vital tener una fuente externa y exigible de recursos, sea cual sea su origen.

Obtener financiación es una tarea que siempre cumple estas tres características:

  • Es un proceso largo, que a veces puede llevarte hasta 6 meses.
  • Te prepara de cara a la frustración pues recibes casi tantas negativas como en un proceso de venta.
  • Es muy satisfactorio cuando por fin recibes el monto pactado y puedes empezar a utilizarlo.

La intensidad en cada uno de estos factores se medirá con base a la fuente que elijas para financiarte, pero antes de entrar en este apartado es necesario saber qué puede causar dicha necesidad:

  1. La falta de liquidez que hace necesaria tener que pedir para hacer frente a las operaciones diarias. Compra de materia prima, pago de deudas u obligaciones, mantenimiento del nivel de stock, pago de salarios y/o prestaciones son las causas más recurrentes.
  2. El deseo de crecer o expandirse al no haber suficiente capital propio como para afrontar la inversión. Adquisición de nueva maquinaria, mayor mercadería para aumentar el flujo de fabricación, apertura de nuevas sucursales, diseño y desarrollo de un nuevo producto o servicio son algunas de las principales razones.

Como emprendedor, tienes que tener en cuenta que es muy importante haber desarrollado un plan de negocios donde se muestre de manera adecuada tu modelo y que esté complementado con tu elevator pitch (aprende este término ya que lo vas a escuchar más en inglés que en español) o discurso de presentación del proyecto. Será lo primero que cualquier persona o institución quiera ver y oír, respectivamente, para después preguntarte: cantidad de dinero solicitado y finalidad del mismo, existencia de otros financiamientos vigentes, utilidades mensuales (o cuándo empezarás a generarlas) y plazo en que podrás devolverlo.

Por orden de preferencia y con base a la facilidad de acceso:

Ahorros personales

Suele ser la principal fuente de capital social, de aquí su nombre contable Fondos Propios. Ya sean de uno mismo, de familiares o amigos, son la mejor opción para empezar ya que (según lo que te estimen) posiblemente sean a costo cero o a un interés muy bajo. Como dato de interés, en inglés a esta fuente se le conoce como FFF (Fools, Friends and Family).

Cuando empecé no tenía dinero por eso pedí prestados $200 USD, de los que cada céntimo se gastaba con mucho cuidado, porque sabíamos que si no, moriríamos pronto”. Palabras de Jack Ma, fundador y CEO de Alibaba.com cuyo valor llegó a superar al de Facebook en septiembre de 2014.

Fondos perdidos

Fondos perdidos o ayuda por parte de instituciones gubernamentales para emprendedores. Son “gratis” pero algo tediosos de conseguir. No siempre se resumen en ayudas monetarias ya que casi un 50% de las que se ofrecen en México son de apoyo a la cultura empresarial mediante cursos de capacitación orientados a la implementación tecnológica o a la asesoría fiscal (puntos débiles en los pequeños negocios de nuestro país).

Cuando digo que conseguirlos es tedioso me refiero a que es mucha la documentación y muy largo el proceso a seguir para poder disfrutar de ellos; además seguir estos pasos no te asegura que vayan a destinar una partida para ti. Si hay mejores proyectos a niveles de innovación y aportación social u otros que se adapten más rigurosamente a las exigencias del programa, tendrás que volver a intentarlo en otras convocatorias.

Concursos para emprendedores

Si tu idea se caracteriza por ser rompedora con lo actual y estar sustentada en un plan de negocios estructurado, esta es tu opción perfecta. Se puede asimilar a los fondos perdidos en que el proceso es muy largo, principalmente porque empiezas enviando un brief de pocos párrafos explicando tu modelo y después de varios filtros de selección y una larga cadena de emails o acciones en plataformas propias de la entidad, acabas exponiendo tu proyecto ante un jurado que lo califica.

Mantente informado/a, en primera lugar, de las convocatorias anuales ya que suelen celebrarse y desarrollarse siempre en los mismos periodos. Posteriormente, revisa de manera periódica blogs y páginas gubernamentales que puedan informarte sobre los programas a los que acudir. Las incubadoras de negocios son una buena opción para conseguir estos datos.

Business angels

Por lo general, son inversores con gran experiencia en el mercado financiero dispuestos a ver y escuchar tu proyecto a cambio de gran capital a bajo costo. Ten cuidado con la cantidad de acciones que pongas a su disposición o podrás cometer el error de dejar en terceros lo que hasta ahora es tu negocio.

No solo aportará dinero sino también conocimientos del sector, algo de incalculable valor para ti que estás empezando. Sin embargo, que te quede claro que tu business angel sí va a esperar solamente rendimiento monetario.

Cada día está más de moda, tanto que en países como en Inglaterra (bajo un modelo peer-to-peer) se han vuelto una red de unión sin precedentes entre inversores de riesgo y startups; a veces con un banco comercial como intermediario, otras de manera independiente, llegando no solo a tener un business angel a tu disposición sino varios interesados en tu modelo.

Invierto en proyectos en los que el emprendedor me genere gran confianza, que tenga dedicación completa a su idea y en los que pueda apoyar de forma clara con mi experiencia en internet; valoro mucho que el proyecto tenga potencial para poder internacionalizarse y que el fundador sepa rodearse del talento adecuado (enamorando con su idea) para alcanzar el éxito”, comenta Diego Ballesteros, business angel y creador de Sindelantal.com (startup española que adquirió la multinacional Just Eat).

Similar y de reciente origen es el crowdfunding, solo que los inversionistas se llaman mecenas y previsiblemente no esperan retribución directa sino reconocimiento, descuentos, promociones, etc.

Estas cuatro fuentes de financiamiento son las más interesantes a las que aplicar si estás iniciando tu negocio. Pero si te mueves en una fase más avanzada donde ya recurriste a ellas o directamente tu empresa no es apta, te recomiendo seguir leyendo sobre otras para etapas más adultas.

Lee sobre como otras fuentes de financiación para emprendedores y no tan emprendedores.