Antes de descubrir ¿Qué es la confianza digital? es bueno conocer el entorno cibernético al que nos adentramos. Con respecto a esto, recientemente la empresa consultora y de investigación de tecnologías de la información Gartner Inc dio a conocer la tendencia que han marcado las empresas de este medio referente a ser conscientes de la necesidad de invertir en tecnología y digitalizar sus sistemas de seguridad para brindar una oferta competitiva y seguir creciendo en el mercado.

Son innegables los beneficios de la digitalización generados para las empresas, la rapidez y disponibilidad de recursos por este medio han sido factor clave del crecimiento continuo de numerosas compañías, pero a su vez los riesgos a los que estas se exponen también han ido incrementando.

Acompáñanos de la mano del Director General de operaciones de Accenture, Manuel López Ordóñez a conocer un poco más acerca de este tema.

Hablemos sobre seguridad y ética

En cuestión de seguridad nos sugiere Manuel López, tomar como principal causa la protección de la información de las compañías; tanto la interna como la de sus clientes.

Por ello, recomienda integrar a los nuevos productos conceptos como la seguridad por diseño, las bases de datos de seguridad integradas, los controles de acceso dinámicos y la protección de aplicación en tiempo de ejecución. Asimismo, hace mención de la filosofía de protección del “Big data” (plataforma que acumula información y datos masivos), como sistema revolucionario en función de la identificación y la gestión de los accesos en cualquier plataforma.

Ahora bien, la confianza digital se apoya también en la ética interna y externa de la empresa. El director López asegura que para obtener la fidelidad de los clientes y llegar a marcar una diferencia entre la competencia, las empresas deben establecer un compromiso moral en el entorno y contexto tecnológico actual que se encuentran.

Un  informe de la empresa  ‘Accenture Technology Vision‘  muestra la importancia que las empresas le han ido otorgando al tema de la confianza digital, tanto para fomentar el desarrollo de conexiones con posibles socios, como para cumplir con las regulaciones y aseguradoras en ciberseguridad.

La confianza digital no se limita a los clientes, es recomendable que los empleados tengan un control ético exhaustivos en el manejo de datos. Las empresas deben de tener presente en su fuerza de trabajo la implantación de políticas de seguridad con el fin de realizar acciones formativas, ofreciendo incentivos y estableciendo penalizaciones relativas a la ética digital.